Inicio Cebos

PELLET DE PESCADO

 

En un principio, los pellets de pescado se crearon para alimentar a los peces de piscifactorías y para engordar peces criados en cautividad en su medio natural.

Se consiguen mediante la extrusión de alimentos, o lo que es lo mismo, una forma de cocción rápida, continua y homogénea. Mediante este proceso se induce energía térmica y mecánica, es decir, se aplica al alimento procesado una alta presión y temperatura (dentro del intervalo de 100-180ºC), durante un breve espacio de tiempo. Como resultado, se producen una serie de cambios en la forma, estructura y composición del producto final.
 
Debido a la masiva ruptura y mezcla estructural que provoca este proceso, se facilitan reacciones que de otro modo estarían limitadas por las características difusionales de los componentes y reactivos implicados.

El proceso de extrusión afecta directamente a la estructura y composición de las fracciones proteica y grasa de los productos elaborados. En este sentido, se producen cambios estructurales en las proteínas (desnaturalización, formación de enlaces disulfuro no covalentes, etc.), que provocan cambios en sus propiedades funcionales (solubilidad, emulsificación, gelificación y texturización).

El pienso extrusionado contendrá entre 18 y el 28% de agua. Para terminar el proceso, los pellets pasan por una etapa de secado. El producto final contendrá aproximadamente un 10% de agua o menos, y como resultado será muy almacenable. El contenido en agua es tan baja como para impedir el crecimiento de moho y hongos, y también evitar una decadencia bacteriana.

Para conseguir aumentar el periodo de conservación de los pellets basta con envasarlos al vacío.

La forma más común es la cilíndrica y el tamaño está entre 1 y 30mm. En la práctica, hay dificultades para producir pellets de un diámetro superior a 30 mm ya que para piezas de mayor tamaño no se consigue el secado correcto en un plazo razonable. Otro problema es la falta de solidez, lo que provoca una gran cantidad de polvo y roturas.

La base principal para crear pellets que realmente alimenten y sean aceptados rápidamente como alimento consiste en una mezcla compuesta por una o más fuentes de proteínas como:

  • proteínas marinas, tales como harina de pescado y harina de krill  (crustáceo parecido externamente al camarón, de 8 a 70mm de longitud, muy abundantes en todas las aguas  del continente austral. Es alimento fundamental de numerosas especies antárticas, como las ballenas...).

  • proteínas vegetales como la harina de soja, harina de colza, gluten de trigo, gluten de maíz, harina de lupino, harina de guisante, harina de girasol y harina de arroz.

  • residuos de los mataderos, como la harina de sangre, harina de hueso, harina de plumas de pollo...

La mezcla de diferentes fuentes de proteínas, cada una con una composición de aminoácidos, hace que sea posible lograr el perfil de aminoácidos deseado. A la parte sólida de la mezcla se le incluye además otra fuente energética en forma de aceite de pescado y / o aceites vegetales como el de colza y el aceite de soja.

A la formula de los pellets también se le añade un componente aglutinante, normalmente en forma de almidón como el trigo o la harina de trigo, fécula de patata o harina de tapioca, frijoles o guisantes, a fin de darle la consistencia necesaria y la estabilidad de la forma. Por otra parte, los pellets de calidad contienen los minerales y vitaminas necesarias para asegurar un buen crecimiento y buena salud para los peces. También pueden contener aditivos adicionales como, por ejemplo, colorantes para lograr ciertos efectos.

Resumiendo, un pellet de pescado de calidad es un compuesto en el que la proporción cuantitativa de las proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y cualquier otro aditivo se calculan para satisfacer las necesidades nutricionales de la especie que se pretende alimentar.

A continuación estudiaremos un par de recetas industriales para la elaboración de pellets de pescado:

Receta 1

  • 19% harina de trigo entero
  • 51% harina de pescado
  • 5% harina de krill
  • 6% gluten de trigo
  • 8% gluten de maíz
  • 11% aceite de pescado

El compuesto seco contiene el 54% de proteínas, 17% de materia grasa y un 5% de agua.

Receta 2

  • 49,1% de harina de pescado
  • 8,3% harina de soja
  • 20,3% harina de trigo
  • 6% gluten de trigo
  • 10,7% aceite de pescado
  • 5% grasa de pescado
  • 0,04% betaina (estimulante natural de la remolacha)
  • 0,09% minerales
  • 0,09% vitaminas
     

El compuesto seco contiene 47,6% de proteína, grasa 17,7% y 10,6% de agua.

Dentro del mercado especializado en la pesca de la carpa existen multitud de marcas y fórmulas de pellets de pescado. No debemos caer en el error de creer que todos los pellets son de "alto valor nutritivo", al igual que los boilies existen de alta, media y baja gama. Personalmente he podido comprobar que no todos son aceptados de igual forma y tampoco atraen con la misma intensidad.

Se usan tanto para cebo de anzuelo como para cebar.



Optimizado para Explorer y FireFox- 1024x768.
Las marcas o productos mencionados en este sitio están registrados por sus respectivos propietarios.